Renuncia Director de programas de prospección de petróleo y gas.

Por en (Miami)

Renunció esta semana el director de programas de prospección de petróleo y gas del Departamento del Interior, Chris Oynes, después de que se pusiera en investigación acerca del derrame ocurrido en el golfo de México.

La renuncia fue dada por el mismo Oynes, mediante un correo electrónico, en el cual daba un paso al costado, siendo la primera baja en el gobierno de Obama tras el desastre ecológico ocurrido.

"Esto no fue obra de una sola persona sino la culminación de una fractura burocrática. La renuncia de una persona es un buen comienzo", pero esa oficina necesita una reforma integral y exhaustiva, añadió.

La oficina de Oynes se encarga de los análisis ambientales y de las salvaguardas operativas de los proyectos de exploración petrolera y, según sus críticos, se mostraba demasiado negligente en la concesión de licencias.

Uno de ellos, el republicano Darrell Iss, miembro del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno en la Cámara de Representantes, dijo en una declaración que la dimisión de Oynes es un "buen comienzo".

Los críticos aseguran que Oynes era un personaje corrupto, que temió la investigación que se llevaba a cabo, por la corrupción y la mala administración fue que decidió apartarse del cargo.

Algunos consideran que el pueda ser uno de los responsables de esta catástrofe, pues no cumplía su labor de supervisión a cabalidad, haciéndose con cupos para poder dar el visto bueno a petroleras que en realidad ponen en riesgo la vida marina.

Commentarios: