Se realizan operaciones para registrar si el petróleo derramado entra a los mares mexicanos.

Por en (Miami)
México se encuentra alerta por la posible llegada de la mancha negra hacia las costas mexicanas,por ello cuentan con la tecnología y las herramientas necesarias para indagar sobre la posible entrada del petróleo, puesto que los dispersantes de petróleo usados por la petrolera BP causarían que estos ingresen no superficialmente sino de manera profunda por el espesor del petróleo dispersado.

Con ello se planea el momento que la mancha se encuentre cerca para comenzar las acciones de contención y así evitar que se contamine las costas mexicanas.

El Instituto Nacional de Ecología (INE) informó que la institución cuenta con las capacidades analíticas necesarias para registrar presencias de crudo en agua, suelo marino y tejidos animales.

En conferencia de prensa, Adrián Fernández, presidente del INE, informó que químicamente se puede conocer si el crudo de la plataforma entró en aguas mexicanas, debido a las concentraciones de dispersores usados por British Petroleum.

En el evento, Luis Fueyo, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas explicó que la primera semana de mayo por instrucción del secretario Juan Rafael Elvira Quesada se conformó un grupo interno de trabajo con las dependencias del sector ambiental a nivel federal.

Rainer Andreas Ressl, director de Geomática de la Conabio informó que hasta el 24 de mayo la mancha de crudo en el Golfo de México tenía una extensión de 2 millones de hectáreas y que se encontraba en un rango de 700 a 800 kilómetros de costas mexicanas.

El objetivo fue dar seguimiento a la dispersión de la mancha y preparara las acciones en caso de que parte de los hidrocarburos entre en aguas de territoriales.

Commentarios: