Obama confía que BP lograría reducir en gran medida la fuga de petróleo.

Por en (Miami)

A pesar que la empresa sigue con su pesimismo de que los nuevos intentos por frenar el derrame no pueden dar resultados, el presidente de los Estados Unidos confía que las nuevas medidas, si es que funciona, podrían erradicar la fuga de petróleo o disminuirla en gran proporción.

"Si tiene éxito, aunque no hay nada que lo garantice, debería reducir en gran medida o eliminar el flujo de petróleo que se está extendiendo en el golfo desde el lecho marino", aseguró.

Obama, que cada vez es objeto de una mayor presión para acabar con el vertido, declaró: "No descansaremos hasta que este pozo esté cerrado, se repare el medio ambiente y concluya la limpieza". Por otro lado, señaló que "dramático" derrame de petróleo subraya la necesidad de encontrar fuentes de energía alternativas.

Ahora intentaran sellar la fuga con la inyección de fluidos pesados, aunque nuevamente el pesimismo de sus palabras anunciaban que no aseguraban que esto termine reportando éxitos.

La semana pasada habían logrado incrustar un tubo en la zona del derrame, por donde se recuperaban en un primer momentos hasta 5000 barriles diarios, pero después el derrame se amplio y apenas se recuperaban diariamente 2000 barriles, con lo que se inician nuevas actividades para frenar el derrame.

Después de los intentos continuos de la empresa por contener el derrame, se muestra un lento reaccionar, puesto que la empresa demoro algunos días en empezar las operaciones y aun así su pesimismo declarado es su mayor enemigo, ya que hasta ahora las cosas no les salen bien.

Commentarios: