Caída de inventarios fue ayudada en parte por una caída en las importaciones.

Por en (Miami)

La caída de los inventarios de petróleo, se debió a una mayor demanda de los inventarios, asimismo por una caída en las importaciones, lo cual aceleró la disminución de barriles en los almacenes.

El petróleo para entrega en julio se cotizó en $74,61 el barril, marcando un aumento de $1,75 respecto al cierre del día anterior, lo que equivale a un alza de 2,4%. Aunque durante la jornada, los precios del petróleo se vieron volátiles, puesto que en algunos momentos registraban pérdidas, pero al final con la noticia de la disminución de los inventarios, lograron cerrar con ganancias, aunque la fortaleza del dólar limitó en parte las ganancias.

Las reservas de petróleo de los inventarios de Estados Unidos, cayeron enormemente, lo que disminuía la inseguridad que causaba la poca demanda en su cotización.

El día de ayer se registró una disminución de 1.9 millones de barriles, con respecto a la semana pasada, lo cual hace un registro de 363.2 millones de barriles en la reserva, aunque es una cifra elevada para la temporada, se nota el aumento de la demanda del petróleo.

Las importaciones de crudo cayeron 473.000 barriles por día, mientras la tasa de las refinerías subió 20.000 barriles, con el uso de las plantas a la baja. Por su parte, los registros de los inventarios de gasolina, cayeron 2,6 millones de barriles y llegaron a 219 millones, lo cual supero ampliamente lo estimado por los analistas, que predecían que los inventarios perderían cerca de medio millón de barriles.

Commentarios: