Préstamos para los mas pobres, siguen siendo caros.

Por en (Miami)

A pesar de la baja en las tasas del Banco de la República, los microcréditos siguen caros.

Con la decisión que el Banco de la República tomó el viernes, de bajar su tasa de referencia de 3,5 a 3 por ciento, se espera que el costo del crédito para los usuarios del sistema financiero siga descendiendo.

Sin embargo, hasta ese momento el Emisor ya había recortado los intereses 6,5 puntos porcentuales en poco más de un año y, aunque las tasas han registrado bajas considerables en los últimos meses, la excepción ha sido un segmento que se considera estratégico para el desarrollo económico de los más pobres: el microcrédito.

Este tipo de financiación no sólo es más caro para el usuario, sino que también muestra el menor ritmo de descenso frente a otras modalidades como el consumo, las tarjetas de crédito, los sobregiros y ni hablar de los préstamos corporativos o de tesorería que se otorgan a las grandes empresas.

Según la Superintendencia Financiera, entre marzo de 2009 y el mismo mes de 2010, la tasa promedio de los microcréditos bancarios pasó de 31,44 a 30,49 por ciento efectivo anual, es decir, un recorte de apenas 0,95 puntos. La tasa máxima que la banca puede cobrar por estos préstamos es de 33,93 por ciento, nivel en que está desde marzo del 2007, porque el Gobierno no ha querido modificarla.

Por su parte, la tasa de usura de los préstanos de consumo sí ha tenido recortes permanentes y se ubica en 22,97 por ciento efectivo anual.

Commentarios: