Petróleo derramado toca las costas de luisiana.

Por en (Miami)

"Debemos enfocarnos a defender las costas. Habrá mucho tiempo para culpar y señalar lo que no funcionó y ver que no pase de nuevo, pero nuestra prioridad es defender las costas. La diferencia puede ser la vida o muerte de estas especies", comentó Bobby Jindal, gobernador de Louisiana, EU.

Así lo anunciaba el gobernador de este estado, tras la llegada de la mancha de petróleo a las costas de Luisiana, puesto que la marea continuaba guiando a la mancha que días atrás amenazaba con llegar a las playas.

Nuevamente la petrolera empieza a actuar de inmediato y empiezan un nuevo intento por frenar la fuga, aunque demasiado riesgoso, es el método que aseguran que haría detener el derrame, antes de esperar a agosto, fecha en la que se planea terminar la perforación secundaria en el fondo marino para desviar el derrame de petróleo a través de un nuevo conducto.

Después del fracaso que se había anunciado el sábado, tras no poder contener la fuga usando la inyección de fluidos pesados, la petrolera BP anunció que intentan un nuevo método, aunque muy riesgoso para contener la fuga de petróleo.

El presidente Barack Obama, quien afronta uno de los mayores desafíos de su mandato, está bajo una presión creciente para detener el desastre.

"La catástrofe que se cierne sobre el Golfo ahora puede ser resultado de un error humano, o de las corporaciones tomando peligrosos atajos que comprometieron la seguridad"

Commentarios: