Fondo de USD 1.000 millones lanzado para estimular exportaciones

Por en (Miami)
Tras las noticias de la semana pasada de la devaluación del bolívar, se anuncian otras medidas por parte del ejecutivo venezolano que apuntan a garantizar la continuación del proceso de cambio social que impulsan. Lo principal es que según Chávez, la medida del viernes (a veces referido como "viernes negro de chavez", en alusión sarcástica al viernes negro de Carlos Andrés Peres, ex presidente de la República de Venezuela) tiene por objetivo estimular las exportaciones de productos. Por tanto, ayer miércoles 13 de enero de 2010 luego de ser anunciada claro está, se lanzó un fondo por 1.000 millones de dólares para favorecer las exportaciones y estimular la sustitución de importaciones, como parte de un conjunto de medidas económicas que incluyeron un anuncio de devaluación. La medida según los críticos apunta también a combatir contra el sector privado en Venezuela. Hugo mantiene un plan, aunque poco conocido, para sustituir completamente el sector privado por un sistema de propiedades colectivas basados en cooperativas y en menor grado en asociaciones civiles. Las cooperativas y asociaciones estarían bajo la disposición directa del ejecutivo (Chavez) en la práctica, tal como pasa en Cuba. En cuanto a la noticia de hoy, el decreto para la creación del Fondo Bicentenario Productivo Socialista, que fue firmado por Chávez en un acto público transmitido por la televisión estatal, consta de 2.600 millones de bolívares, que calculados a la nueva tasa oficial de 2,6 bolívares por dólar, equivalen a 1.000 millones de dólares. Se habilitaron líneas telefónicas gratuitas para atender a quienes estén interesados en ser beneficiarios de esta nueva reserva. Una medida utilizada para promover y estimular el fondo. "Llame, incorpórese y vamos a agruparnos, el sector textil por una parte, el sector metalmecánico, por otra", dice el mandatario Hugo Chavez en un modo de mercadeo, el cuál es tán criticado por él mismo. El nuevo indicador fue anunciado por Chávez el viernes pasado, cuando informó sobre su decisión de devaluar la moneda local, el bolívar, y abarcará productos de primera necesidad, así como otras cosas como las remesas. Una segunda tasa de 4,30 bolívares por billete verde fue instaurada para el resto de los productos y la venta de los dólares obtenidos con el petróleo. Supuestamente el ejecutivo espera que este país netamente importador, reducirá sus compras en el exterior en 40%. Venezuela cerró 2009 con una caída de 2,9% del Producto Interno Bruto (PIB) y una contracción de más del 7% del sector manufacturero. Se espera además conseguir cifras que inflen los indicadores de desarrollo social, los cuales son sesgados brillantemente por el gobierno para aparentar eficacia.
Commentarios: