La inyección de Nitrógeno contamina los pozos

Por en (Miami)

La inyección de nitrógeno en el pozo petrolero de Jujo-Tecominoacan, que se encuentra al sur de Tabasco, es una mala estrategia que reduce la recuperación de petróleo y contamina los pozos petroleros, por lo que PEMEX Exploración y Producción (PEP) ha tenido que diferir la producción , denunció el grupo de Ingenieros Petroleros Constitución de 1917.

Adicionalmente, se han dejado de producir 555 barriles diarios de petróleo en pozos estrangulados y clasificados como producción diferida indefinidamente.

Es importante aclarar que para la mayoría de los ingenieros petroleros la producción diferida se considera como producción perdida. De esta manera, el volumen total de producción perdida es de 3 mil 17 barriles diarios con un valor actual de mercado superior a los 200 mil dólares por día o unos 6 millones 335mil dólares al mes.

Jujo-Tecominoacán, el octavo productor más importante del país, fue descubierto en 1980 y contiene petróleo ligero de muy alta calidad clasificado como 38 grados API, con gran aceptación en el mercado petrolero internacional.

Entre los argumentos recomendados por las compañías contratistas es que con la inyección de nitrógeno se iba a mejorar la recuperación de petróleo crudo; sin embargo, los últimos datos oficiales confirman que por el contrario la extracción de crudo va a la baja como ha ocurrido en otros campos que han implementado la inyección de nitrógeno, como Cantarell, Samaria y Ku.

Pues como indican los expertos usar estos compuestos de nitrógeno son una mala estrategia que genera la pérdida en la extracción del crudo.

Commentarios: