Recuento de Humala y herencia a Kuczynski

Por en (Miami)

"El sello de mi gobierno es la inclusión social" así puntualizó en su discurso de despedida, el presidente Ollanta Moisés Humala Tasso, quien gobernó nuestro país por los últimos 5 años, destacando el hecho notorio de que durante su gestión, aproximadamente tres millones de personas dejaron de ser pobres. Hecho que por demás a ayudado a cierta estabilidad económica y a una no tan notoria depreciación de nuestra moneda frente al dólar.
 
Sin embargo, resulta curioso el hecho que el nivel del presidente Humala fue en constante declive llegando a un punto de sólo tener un 25% de popularidad al fin de su mandato. Ahora bien, ¿cuáles son las motivaciones que subyacen en dicha apreciación del mandatario por parte de los ciudadanos peruanos al llegar a la conclusión de su gestión presidencial? y ¿ cuál es el panorama que hereda a su sucesor?
 

El incremento en la inseguridad y los conflictos


Existen facciones que creen que hubo una cierta tolerancia por parte del expresidente sobre la creciente delincuencia, siendo sorprendente esa falta de reacción ya que como todos sabemos se trata de un comandante en retiro del Ejercito. En consecuencia nos enfrentamos a la realidad de que la inseguridad ciudadana sufrió un notable incremento.
 

La sombra del narcotráfico

 
Es triste y vergonzoso pero según la ONU, Perú se ha convertido en los últimos años en uno de los mayores productores mundiales de cocaína; de hecho se informa que en la economía de nuestro país se mueven hasta 8.500 millones de dólares en dicho negocio ilegal.
 
En resumen, el panorama económico que se hereda a la nueva administración es bueno pero es ensombrecido por varios factores oscuros que tendrán que ser el enfoque del nuevo presidente.
Commentarios: