Cristales de hielo dificultan el intento de sellar la fuga de petróleo.

Por en (Miami)

El día de ayer fracaso un nuevo intento por sellar la fuga de petróleo en el golfo de México.

La formación de cristales que sellaban la caja gigante que iba a ser posicionada sobre la fuga, obligo a que se apartase del lugar, con lo cual no terminaron la mision de frenar la salida del petróleo.

Mientras tanto la empresa aplica dispersantes del petróleo con la finalidad de que la mancha no se siga expandiendo, acción que fue criticada, pues los dispersantes de petróleo tienden a hacerlo mas pesado y a sumergirse en el mar, lo que podría afectar a las especies marinas que viven en las profundidades.

"No podemos decir que hayamos fracasado todavía (con la caja), pero sí que puedo decir que los intentos que hemos desarrollado hasta ahora no han funcionado", dijo en rueda de prensa el director de operaciones de British Petroleum (BP), Doug Suttles.

La instalación de esta caja, de unas 100 toneladas de peso y la altura de un edificio de tres plantas, es una de las grandes esperanzas para canalizar el vertido incontrolado de este pozo, que arroja cada día al mar unos 800 mil litros de petróleo.

"La apartamos a un lado mientras decidimos como solucionar este inconveniente que ha surgido", dijo el directivo de BP, quien recordó que la instalación de esta estructura era una iniciativa que nunca se había llevado a cabo a tal profundidad, por lo que era lógico que surgieran problemas.

Commentarios: